RETO GUERRERO

Por Chema Castro III

 

Legado de Tigre Duarte

El boom de las Artes Marciales Mixtas (MMA en inglés) en México tuvieron su epicentro en Tijuana, no importa que algunos digan otros sitios, como Guadalajara, Distrito Federal o Monterrey, fueron clave ya que en Baja California fueron reguladas las peleas profesionales antes que cualquier otro sitio del país.

En el nuevo milenio, cuando el Ultimate Fighting Championship (UFC) apenas agarraba fuerza, y en California aún no eran legales, Tijuana ya tenía empresas con eventos legítimos con talentos de ambos lados de la frontera, y una de las primeras estrellas de la región fue Antonio “Tigre” Duarte.

A sus recién cumplidos 31 años, está a punto de participar en su combate número 29 el 16 de marzo en el Auditorio Fausto Gutiérrez Moreno, en el debut de la empresa Fortis Fight Cage MMA. Originalmente estaba programado a enfrentar a Kevin “Niño de la Calle” Amador (10-8-0), pero eso ha cambiado y no se ha anunciado rival nuevo.

Duarte lleva cerca de 12 años de peleador profesional al ser una de las principales estrellas en emerger del Entram Gym, ese pequeño gimnasio en la Calle 8 del Centro de Tijuana, por lo menos el primero en ser 100% del grupo de Raúl Arvizu.

El hijo adoptivo de Tijuana tuvo su inicio el primero de abril del 2006 en Mexicali, en una función de Extreme Full Contact donde sometió con triángulo a Rubén Vera en el primer round, y ese mismo año tuvo cuatro peleas más.

Aunque su derrota inicial fue en ese 2006, por sumisión ante David Serrano, Duarte se convirtió en el rival a vencer en las 135 libras al dominar en funciones de Cage Of Fire, Primal MMA y luego en Ultimate Challenge México.

Duarte tuvo una racha de ocho victorias consecutivas y participó en una de las primeras “super fights” cuando chocó ante Gerardo “Guerrero Maya” Morales, un yucateco de mundo del Kung Do Lama, en el evento UCM 6, el 24 de mayo del 2008.

En esa ocasión el “Tigre” sumó su victoria número 11 al someter en el tercer round al guerrero del sur con guillotina y el réferi Luis Cobián frenó la situación, el Auditorio Municipal de Tijuana rugió en aprobación.

En esa época ya empezaba la duda de quién sería el primero en brincar a las grandes ligas, era claro que en México la competencia ya era reducida, entre Duarte y Akbarh “Caballero” Arreola (23-11-1) básicamente terminaron con los aztecas. Duarte ya tenía el Campeonato Pluma de Ultimate Warrior Challenge México (UWC) y las ofertas empezaron a llegar.

Affliction: Day of Reckoning, el 24 de enero del 2009, Duarte enfrentó a Albert Ríos (13-6-0), otro prospecto de la región que también había peleado en Tijuana, la pelea estuvo cerrada y ganó el californiano por decisión. Fue el último evento de Affliction.

Duarte seguía siendo imbatible en Baja California. Vinieron importantes peleas ante el brasileño Rafael Salomao (10-6-0), Juan Manuel “Loco” Torres (8-4-0) y Daniel “Chango” Morales (8-5-0), todas esas de suma importancia.

Pero el 16 de octubre del 2010 fue el verdadero parte aguas: Landon Piercy.

UWC XI: Mexican Championships. Por primera vez en su carrera Duarte fue dominado. Aunque fue su tercera derrota, ésta fue su primera caída. Aunque la pelea fue frenada hasta el tercer round, se sabía desde el primero que había problemas.

No solamente perdió esa noche el Campeonato UWC, sino que estuvo retirado un año de las MMA. Regresó para superar por decisión a Brady “Malibu” Harrison (12-12-0), de hecho dos veces en dos años, pero luego hubo otra caída: Francisco Rivera (11-7-0, 1 NC).

El 9 de marzo del 2012 estaban en el Tachi Palace, de Lemoore, California, visores de UFC y, según la historia, entre los peleadores que estaban contemplando estaba Duarte. 1:15 minutos bastaron para acabar con ese sueño. “Cisco” Rivera lo noqueó. Primeva vez en su carrera.

Algunos podrían decir que ya no hubo Tigre después de eso.

Aunque un récord de 6-3-0 pudiese ser bueno, pero no para Duarte. Esa es su marca post TPF 12. No hubo invitación a UFC. Ni al Ultimate Fighter. Aunque sí tuvo una pelea para Bellator, es mejor olvidar esa, a lo mejor Duarte no la recuerda.

Ahora Duarte está en una pequeña racha favorable, tres victorias al hilo (su mejor momento desde Piercy), al derrotar a un debutante Diego Illescas (0-2-0), Héctor “Chino” Valenzuela (5-6-0) y Edgar “Chicharo” Adiel (0-1-0), no exactamente estelaristas y solamente frenó a uno de ellos en el segundo round, las otras dos fueron decisiones.

No hay duda que Duarte marcó una época: ser el rival a vencer en 135 libras para todo un país no es fácil, tan así que no ha perdido ante otro mexicano y el 16 de marzo regresa a su “casa”, el Auditorio Municipal de Tijuana, veremos si regresa la ferocidad del Tigre.

Cargar más artículos relacionados
Cargar más por Chema Castro III
Cargar más en Noticias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Te puede interesar

UWC 30: Leyva vs Galera | Resultados | 26-Nov-21

Promoción: UWC Evento: UWC 30: Leyva vs Galera Broadcast: UFC Fight Pass & YouTube Fec…